25 junio, 2021

Colombia: Reanudan protestas, continúa el abuso policial

El 28 de abril comenzó en Colombia una jornada de protestas alimentada por la implementación de una reforma tributaria que establecería impuestos sobre servicios de primera necesidad.

Sin embargo, este evento evidenció una serie de injusticias y “arreglos” que favorecen a las autoridades y a sus allegados.

Esencialmente, la reforma fiscal funcionaría para llenar el espacio provocado por la crisis económica consecuente a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, esto se lograría gracias a la implementación de impuestos sobre la renta, el agua, la electricidad, el gas y demás servicios, principalmente a la clase media.

En las grandes ciudades colombianas, se suscitaron protestas masivas que fueron reprimidas por elementos de la policía, quienes hicieron uso de gas lacrimógeno y municiones de goma, en un principio.

Conforme siguieron las manifestaciones, se reportó la utilización de municiones reales en contra de los asistentes.

Hasta el momento resulta incierto el número real de asesinados a manos de la policía, pero se estiman cifras entre 38 y 47, esto aunado a los cientos de heridos que han dejado los efectivos policiales y militares.

A pesar de que el presidente Iván Duque canceló la reforma fiscal, las protestas han continuado debido a las muestras recurrentes de brutalidad policial y la poca intervención gubernamental en este fenómeno.

A pesar de los llamados internacionales para desescalar la violencia en contra de los manifestantes, la Cancillería rechazó “pronunciamientos externos sin objetividad”.

«Colombia seguirá siendo un país abierto al escrutinio internacional. Pero rechazaremos siempre los pronunciamientos externos que no reflejan objetividad, y que buscan alimentar la polarización e impedir la construcción de consensos en nuestra patria», declaró la Cancillería.

El día de ayer, Iván Duque realizó “el despliegue más grande de fuerza” en la ciudad de Cali, considerada el epicentro de las protestas.

Más allá de los participantes en las protestas, los ciudadanos han reportado abusos por parte de la policía y los militares.

La ONG Temblores estima cifras de 1.814 casos de uso abusivo de la fuerza, al menos 28 víctimas de agresión ocular, 278 casos de violencia física y 963 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, así como casos de violencia sexual contra 12 personas. Además, hay 548 personas desaparecidas, de las cuales 189 han sido ubicadas.

A %d blogueros les gusta esto: