1 agosto, 2021

Científicos descubren posible cura para el cáncer en la unión de dos proteínas

Un grupo de científicos del Centro de Investigación del Cáncer (IBMCC-CSIC-USAL) y el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBM-CSIC-UAM) han profundizado sus estudios sobre el impacto de las proteínas en el cuerpo humano. El enfoque de estas investigaciones fue una proteína llamada Ras; la cual es esencial para la proliferación, diferenciación y supervivencia celulares del cáncer.

La investigación fue publicada recientemente en la revista Oncogene, donde los involucrados revelaron que las proteínas Ras son activadas a través de las proteínas Sos. A Través de ambas se cumple una función específica en las mitocondrias del cuerpo (las centrales eléctricas de nuestras células). Parece ser que la mezcla entre estas dos proteínas abre el paso hacia la creación de nuevos enlaces que pueden llegar a combatir directamente a los diferentes tipos de cáncer.

Los nuevos tratamientos contra el cáncer estarán  basados en la interacción entre las proteínas Ras y Sos. La unión de estas proteínas causa fallos en la mitocondria de una célula animal. La biomolécula principal de este proceso es la proteína Ras, pues parece causar un contexto no patológico en las células infectadas.

Carmela Gómez, científica del Centro de Investigación del Cáncer, explica: 

“Las mitocondrias se encuentran en casi todas las células humanas y son vitales para la salud y supervivencia. Participan en tareas como la señalización celular, el almacenamiento de calcio, la producción de calor y la muerte celular. Cuando se producen fallos en la función mitocondrial, estos llevan a una gran cantidad de patologías humanas; el cáncer entre ellas.”

Esta proteína son considerados oncogénicos, pues presentan extensas mutaciones, con los cuales logran controlar gran parte de las vías de señalización que modulan procesos como el metabolismo celular. Como conclusión de la investigación se determinó que las mutaciones en los genes Ras favorecen el inicio, mantenimiento y la progresión del cáncer mediante la activación aberrante de diferentes rutas metabólicas.

A %d blogueros les gusta esto: