24 julio, 2021

Científicos de la Universidad de Oxford desarrollaron un test de coronavirus rápido.

Los científicos siguen buscando la forma de dar con una prueba diagnóstica capaz de identificar el coronavirus en el menor tiempo posible. Hasta ahora la técnica más rápida es la diseñada por Jennifer Doudna, ganadora del premio Nobel de Química por desarrollar la tecnología CRISPR.

Este estudio es realizad por la Universidad de Oxford, la cual ayudará para llevar a cabo pruebas masivas en aeropuertos y empresas. Se trata de un dispositivo capaz de detectar la Covid-19 y distinguirla de otros virus con alta precisión, explicaron los autores en declaraciones recogidas por Reuters.

Aunque esto tardará en llegar, ya que, los investigadores esperan comenzar el desarrollo de este producto de prueba a principios de 2021, pero no eso no significa que estará disponible, se tendrá hasta seis meses después, por lo que podrá ayudar a manejar la pandemia a tiempo de cara al próximo invierno. Además, los expertos ya han adelantado que el mundo tendrá que convivir con el virus aun cuando exista una vacuna contra él.

Por ahora, esto ya es un gran avance porque las pruebas rápidas de antígenos se consideran clave para realizar test de forma masiva en un momento en el que la segunda ola ataca en la mayor parte de países. Son más rápidas y económicas, pero también menos precisas que las PCR.

A %d blogueros les gusta esto: