12 abril, 2021

China: El recorrido de la sonda lunar

El pasado martes (24.11.2020) China lanzó una sonda a la Luna con el objetivo de recolectar polvo y rocas de la superficie.

Se trata de la primera operación espacial de esta naturaleza desde la que realizó la Unión Soviética en 1976.

Fue el cohete “Larga Marcha 5” quien impulsó a la sonda Chang’e desde el centro espacial de Wenchang, en la isla de Hainan a las 4 de la madrugada (hora local) del martes pasado.

La misión no tripulada pretende probar nuevas tecnologías con el fin de enviar astronautas a la Luna en 2030, así como de comprender mejor los procesos volcánicos y evolutivos de la superficie lunar.

Anteriormente, los Estados Unidos y la Unión Soviética realizaron dos misiones en 1972 y en 1976 (respectivamente), la primera utilizando astronautas humanos para recoger las muestras y la segunda siendo no tripulada.

Una semana después del lanzamiento, la sonda alcanzó la superficie de la zona visible del satélite en un alunizaje, según la información de la Administración Espacial Nacional China.

China ha invertido millones de dólares en la nueva carrera espacial y se estima que en 2022 cuenten con una estación tripulada.

El plan es que la sonda recolecte dos kilos de muestras de la superficie de una zona inexplorada conocida Oceanus Procellarum.

A pesar de que creía que Chang’e iba a tardar un día lunar (cerca de 14 días en la Tierra) en recolectar todas las muestras necesarias, la sonda cumplió su objetivo mucho más rápido.

El día de hoy Chang’e terminó con la recolección de material y la agencia espacial declaró que «la operación de prospección científica se desarrolló según lo programado», sin entrar en más detalles.

Las muestras deberían arribar a la Tierra a mediados de este mes, aterrizando en Mongolia Interior (si todo sale como está estipulado).

A %d blogueros les gusta esto: