14 abril, 2021

Cáncer tiroideo.

A lo largo del tiempo la detección oportuna de los padecimientos de cada paciente son escasos debido a que casi siempre solo se va a las revisiones rutinarias sin tomar en cuenta todo lo demás.

En la mayoría de los casos siempre hay algo malo en nuestro cuerpo sea ya de manera evidente o no, pero por des fortuna todo empieza a tomar su “ritmo” cuando presenta malestares.

Sin importar la edad, el género, el color o cualquier otro factor humano las enfermedades y virus se hacen presente todos los días y en todos los medios posibles.

Es cierto que hay padecimientos que tienen su mayor porcentaje en ciertos géneros, pero igual pueden ocurrir en cualquiera.

Las mujeres son más propensa a adquirir enfermedades como el cáncer, que como sabemos es una enfermedad progresiva que a la larga y sin el tratamiento adecuado puede llevar a la muerte.

Uno de los más comunes en el sexo femenino según estudios de la OMS es el cáncer de la glándula tiroidea.

El cáncer tiroideo consiste en el agrupamiento de un pequeño número de tumores malignos de la glándula tiroides, que por lo general tienen su origen en el epitelio folicular de la glándula principal.

En estos hay dos tipos que son los diferenciados y los no diferenciados, en el caso de los primero son curables en casi todos los casos si son detectados en etapas tempranas.

Pero en el de los segundos no se tiene una respuesta igual de positiva ya que estos son menos propensos al tratamiento y son muchísimo más agresivos, este tipo de cáncer suele presentarse antes de los 20 años.

En el caso del cáncer tiroideo su tratamiento requiere medios quirúrgicos para extirpar el tumor, o una terapia por radiación o en los casos donde este ya es severo se ocupa de ambos.

A %d blogueros les gusta esto: