24 julio, 2021

Camboya: Juicios por “traición” contra miembros de la oposición

La situación en Camboya no es nada fácil de sintetizar ya que durante el siglo XX fue escenario de varias guerras por los constantes intentos de anexar el territorio a Indochina.

Previamente, Camboya fue gobernada por el Imperio Jemer aunque con las invasiones tailandesas la nación se encontraba en decadencia.

A mediados del siglo XIX, los franceses convirtieron a Camboya en un protectorado (junto con Vietnam) y se tuvo que ver forzado a reconocer la posesión tailandesa de Battambang y Angkor.

Posteriormente, el territorio fue ocupado por Japón durante la Segunda Guerra Mundial y tras la Guerra de Indochina declaró su independencia.

Sin embargo, la paz no duró mucho después del conflicto de Vietnam (mismo que se extendió hasta Camboya). Igualmente, durante esta época los Estados Unidos organizaron campañas militares para bombardear a los Jemeres Rojos.

Dentro del país se alimentó la división entre los sistemas en conflicto durante la Guerra Fría hasta que en los 90 se hicieron esfuerzos internacionales y mediar el enfrentamiento interno.

Asimismo y como resultado de toda esta historia, en 1991 Hun Sen dio un golpe de Estado contra en FUNCINPEC (partido respaldado por la monarquía) y se hizo con el puesto en el cual se mantiene al día de hoy.

Durante su mandato se han ofrecido acuerdos de paz a las guerrillas de los Jemeres Rojos, que han sido firmados por la gran mayoría.

Sin embargo, con el objetivo de mantenerse en el poder, el primer ministro Hun Sen ha bloqueado las posibilidades de una oposición a su régimen. Incluso hizo ilegal el Partido Nacional para el Rescate de Camboya (CNRP, por sus siglas en inglés).

A principios de este año, el líder del CNRP, Kem Sokha, fue juzgado por cargos de traición. El juicio se detuvo por la pandemia y no se ha reanudado y Sokha sigue detenido.

Paralelamente, la UE restringió el acceso de la nación al mercado interno por la “violación sistemática de los derechos humanos”.

El día de hoy más de 100 políticos y activistas opositores detenidos serán juzgados por traición en el Tribunal Municipal de Nom Pen. 

Varios especialistas internacionales expresaron su rechazo y preocupación por el incidente, incluida la relatora especial para los Derechos Humanos en Camboya, Rhona Smith.

«Este no es un episodio aislado. El espacio cívico y democrático en Camboya ha seguido reduciéndose y queda poca evidencia de acercamiento político y reconciliación”, expresó Smith al respecto.

A %d blogueros les gusta esto: