24 septiembre, 2021

Biden presenta un nuevo plan migratorio mientras la frontera México-Estados Unidos registra el número de arrestos más alto en 20 años

La administración del presidente Joe Biden presentó ayer un plan de acción para reformar el sistema migratorio estadounidense. Su administración planea acelerar el proceso de solicitudes de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México, al igual que las expulsiones de migrantes.

El plan de 21 puntos –que es parte de las prioridades de su gobierno– está enfocado a crear un sistema migratorio “justo, ordenado y humano”, según el propio presidente, pero también puntualizó que “no se logrará de la noche a la mañana”.

El mandatario demócrata ha revertido múltiples políticas migratorias restrictivas de la administración del expresidente Donald Trump. A pesar de esto, los arrestos fronterizos siguen en aumento y en los últimos meses se ha registrado la cifra más alta en 20 años. Igualmente, los tribunales de inmigración están retrasados. El presente plan no sólo hará que se puedan procesar más casos y resolver la situación de más familias, sino que también se contempla utilizar un proceso conocido como deportación acelerada, que permitiría deportar más rápido a los migrantes. Fuentes familiarizadas con la medida han aclarado que las deportaciones rápidas se aplicarían sólo a las familias que no estén en riesgo de persecución en su país de origen. 

Sea como sea, los legisladores tienen que examinar otras propuestas y opciones; lo que sucederá tras la testificación ante el Senado del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. El plan también contempla la búsqueda de fondos que permitan dar representación legal a más personas vulnerables para que sus casos puedan ser presentados con mayor agilidad ante el sistema judicial del país.

Los arrestos a migrantes, como ya se mencionó, han ido en aumento y están llegando a las cifras más altas de lo que va del siglo, lo que le ha ganado duras críticas de los políticos republicanos al actual gobierno. Ante el aumento de los arrestos, el gobernador republicano Gregg Abbott anunció que la Guardia Nacional de Texas comenzará a ayudar a la policía, aunque no dio detalles y no se sabe el alcance de la intervención de esta fuerza. En Twitter, el jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle de Río Grande (Río Bravo, como se le conoce en México), Brian Hastings ha afirmado que las detenciones a migrantes se han disparado a más de 20,000 arrestos tan solo en la última semana.

A %d blogueros les gusta esto: