3 agosto, 2021

Ártico en ceros

La parte ártica del mundo, está siendo destruida gravemente pues a pesar de que el polo norte se creía el área más resistente al cambio climático en el verano del año 2020 esto empezó a cambiar. Este comenzó a mostrar inesperadas balsas de agua de gran tamaño y la menor concentración de hielo de la historia.

Tan sólo unos meses atrás los investigadores de distintas partes del planeta habían delimitado una zona a la que habían bautizado como “la última zona helada” esto porque parecía ser la que más tendría resistencia al cambio climático 

Sin embargo, un estudio publicado el pasado jueves en la revista Nature Communications Earth & Environment advierte de que el pasado verano se formaron grandes zonas con agua en la parte ártica.

Esto es una consecuencia directa de las condiciones atmosféricas que están cambiando de manera constante. Además, el 14 de agosto se registró la menor concentración de hielo marino en este territorio: solo un 52% de lo calculado habitualmente desde la década de los ochentas.

Para saber a qué se debió esta caída en el hielo un grupo de investigadores de la Universidad de Washington utilizó imágenes satelitales y recreaciones del hielo marino para estudiar la cifra en su contexto histórico. Estos dieron diversas perspectivas al estudio pero con el paso de las semanas se lograron concentrar en la la parte este de esta zona, aunque creen que las implicaciones del estudio pueden ser relevantes para toda la región

Tras un análisis certero descubrieron que había una importante acumulación de hielo, principalmente en el mes de febrero del año pasado 2020. Esta traba provocó que para el mes de junio el grosor del hielo estuviera en los niveles habituales de lo registrado entre 1979, incluso se concordó que el grueso de este era aún más grande que el de ese año 

Para la vida ártica según los investigadores involucrados el año 2020 ha sido el peor año catalogado desde que se cuenta con imágenes por medio de satélite.

A %d blogueros les gusta esto: