17 junio, 2021

Afganistán: Inundaciones, Al Qaeda y la retirada de E.U.

Tras el comienzo de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, impulsada por el presidente Joe Biden, la organización terrorista Al Qaeda declaró que la guerra con Estados Unidos está lejos de terminar.

En el décimo aniversario del asesinato de Osama Bin Laden a manos de militares estadounidenses, durante una entrevista exclusiva con la CNN, dos operativos de Al Qaeda declararon que “la guerra contra Estados Unidos continuará en otros frentes hasta que sean expulsados del mundo islámico”.

Sin embargo, el analista de terrorismo Paul Cruickshank, declaró que “es posible que la organización esté desviando la atención de las recientes pérdidas que ha tenido en sus filas”.

Justamente, este domingo (2.05.2021) el ministerio de Defensa reportó al menos un centenar de bajas entre las fuerzas talibanes, así como un estimado de 52 heridos, durante los combates entre las fuerzas afganas y los insurgentes talibanes. 

Esto sucedió un día después de que Estados Unidos comenzara la retirada oficial de sus fuerzas de este territorio, repliegue que terminará el 11 de septiembre en el vigésimo aniversario del atentado contra las Torres Gemelas.

Un día antes de esto, se reportó un nuevo atentado con un coche bomba en la ciudad de Pul-e-Alam, capital de la provincia de Logar, en el este de Afganistán. El ataque dejó un saldo de 27 personas fallecidas y por lo menos 90 heridas, así como daños colaterales a edificios y al hospital principal de la zona.

Aunque ningún grupo se adjudicó la responsabilidad del atentado, la oficina presidencial señaló a los talibanes como los culpables.

El día de ayer, tras advertencias del Departamento de Meteorología de Afganistán, se suscitaron lluvias torrenciales en el distrito de Adraskan las cuales provocaron inundaciones que dejaron un saldo de 16 personas fallecidas, entre ellas cuatro infantes, así como cientos de animales. Igualmente las lluvias e inundaciones afectaron las áreas de cultivo.

El día de hoy, se reportó la primera captura por parte de los talibanes en el distrito de Burka, en la provincia de Baghlan.

Tras violentos enfrentamientos con las fuerzas afganas, los talibanes tomaron el control del cuartel general de Burka, así como de varios edificios administrativos y de la policía.

«Las fuerzas afganas abandonaron el distrito como parte de una retirada táctica para evitar bajas. Ahora están estacionadas en otro lugar y durante la retirada movieron todos sus vehículos e instalaciones con éxito», declaró al respecto el portavoz de la Policía provincial, Javid Basharat, quien se encuentra a la espera del contraataque.

Es prudente recalcar que esta es la primera captura por parte de los talibanes desde que comenzó la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN.

A %d blogueros les gusta esto: