25 febrero, 2021

México frente a la desigualdad de vacunas.

En la sesión de Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, México volvió a pedir atención hacia su llamado para acelerar el acceso a las vacunas dentro del país. Esto utilizando mecanismos como Covax y reduciendo el acaparamiento que, el día de hoy, es muy visible. Esto también considerando que es un problema que compete a toda la comunidad internacional.

Marcelo Ebrard participó dentro de esta sesión y mencionó que el mecanismo multilateral Covax es una herramienta fundamental innovadora y extraordinaria, pero también hay que reconocer que hasta el momento ha resultado ineficiente. Las catástrofes que en un inicio se querían evitar, ahora sólo se están volviendo más evidentes.

“Al día de hoy no se han distribuido vacunas vía este instrumento multilateral. En tal sentido, instamos a los países evitar el acaparamiento de vacunas y acelerar las primeras etapas de las entregas de Covax, y privilegiar la distribución a los países de menores recursos. “, señaló Ebrard.

Si se mantiene en la actual tendencia, la mayoría de las naciones no tendrán un acceso generalizado al inmunizante hasta la mitad del año 2023. Estos datos se han dado conocer por el director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud. Además de ser alarmantes, resulta en el estado de urgencia para fortalecer los mecanismos de la comunidad internacional.

Tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en todo el mundo se concentran en apenas 10 países, en otras palabras, sólo una muy pequeña parte del PIB global. Se señaló la brecha de desigualdad entre países y sus respuestas a la pandemia dependiendo de su acceso a las vacunas. Hay más de 100 países en los que no se han aplicado dosis, o sólo de manera representativa, dividiendo profundamente a las naciones de todo el mundo.

Nunca se había visto una división tan profunda que afectara de manera global. Perjudica a muchos países, por lo tanto, a muchas personas en muy poco tiempo. Marcelo Ebrard también señaló qué “Urge actuar para revertir la injusticia que se está cometiendo porque de ello depende la seguridad de toda la humanidad”.

Insistió, en que se deben de eliminar los mecanismos que puedan evitar la distribución de las vacunas a los países latinoamericanos y caribeños, o en su defecto a cualquier otro país que se pueda ver afectado por la desigualdad de la distribución de vacunas. Se deben de fortalecer las cadenas de suministro que garanticen el acceso universal a las vacunas, y la única manera en la que se puede hacer, es con un mecanismo de financiamiento internacional efectivo y que aplique también en los países en desarrollo.

A %d blogueros les gusta esto: