25 febrero, 2021

Estudiantes alzan la voz ante el último feminicidio de una de sus compañeras.

Gracias al feminicidio de mariana, una practicante en la rama médica, muchas mujeres y jóvenes estudiantes de esta vocación alzaron la voz para hacer valer sus derechos.

Por medio de las amenazas es muy común que los casos en los que ocurre un abuso sean silenciado, y en los que si se tiene la valentía de actuar son ignorados por las autoridades.

Para muchos la justicia en México no existe, pues aunque se hagan marchas, denuncias o se llegue a puntos de dañar las zonas públicas no es suficiente para llamar la atención del gobierno y que este actué por salva guardar la integridad de los jóvenes.

En busca de alcanzar su sueños de terminar y ejercer una carrea estos se apartan de sus hogares para hacer sus residencias o empezar a realizar su trabajo, pero ahora estar ahí tampoco es un lugar seguro.

Por todo el país se tiene temor de ser abusado en cualquier manera, y ni los lugres más simples como el hogar o el trabajo pueden salvaguardarnos de las malas experiencias.

Es por eso que el día de ayer cientos de estudiantes de medicina salieron a las calles, a protestar sobre los acosos laborales y sexuales que presentan en sus áreas de trabajo y en las que no tienen ningún apoyo.

Como Mariana muchas enfermeras y doctoras han realizado quejas y hasta denuncias a superiores pero estas han sido ignoradas o amenazadas parta seguir guardando silencio.

Estos casos no van a terminar con un simple cambio de sede o una breve advertencia, se deben tomar acciones para detener el pensamiento de que abusar de cualquier forma a alguien está mal y tiene consecuencias de por vida.

A %d blogueros les gusta esto: