25 junio, 2021

100 días desde el golpe de estado militar en Myanmar

El 1 de febrero una junta militar realizó un golpe de Estado en Myanmar, haciéndose con el poder de la nación asiática.

La líder del país, Aung San Suu Kyi, fue una de las principales impulsoras de la transición democrática de 2011 ya que durante la segunda mitad del siglo XX Birmania se encontró bajo otra dictadura militar.

Suu Kyi fue acusada en un principio de violaciones a las leyes de importación y exportación, y conforme han pasado los días más cargos han sido presentados por la junta militar.

Hasta el momento Suu Kyi enfrenta cinco cargos, dentro de los que se encuentran la supuesta importación ilegal de dispositivos electrónicos, la vulneración las normas sobre la covid-19 y por provocar la alarma e incitar a que se cometan ofensas contra el Estado y el orden público, así como la violación de la Ley de Secretos Oficiales, cargo por el que podría ser sentenciada a 14 años de prisión.

El día de ayer se anunció que Suu Kyi comparecerá el 24 de mayo frente a un jurado, mismo día en que comparecerán también el presidente depuesto Win Myint, y el expresidente del Consejo de Naipyidó Myo Aung.

Desde el arresto de Suu Kyi, ella invitó a la población a marchar por sus derechos y para exigir el retiro de la junta militar, jornadas de protesta que se han extendido durante los 100 días que ha mantenido el poder el general Myint Swe.

La represión contra estas manifestaciones ha dejado un saldo estimado de 781 personas asesinadas por militares o policías, así como 3,843 personas detenidas según información de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

Hace unos días, varios políticos que fueron retirados de sus puestos formaron el Gobierno de Unidad Nacional para hacerle frente a la junta militar, mismo que fue declarado este sábado como un grupo terrorista.

Asimismo, el pasado domingo tres periodistas birmanos del canal ilegalizado Democratic Voice of Burma (DVB) fueron arrestados en Tailandia, y podrían ser deportados por presunta entrada ilegal.

Se estima que por lo menos 40 periodistas han sido detenidos por la junta militar en Birmania, igualmente se han retirado docenas de licencias lo que ha obligado a los trabajadores de este campo a huir del país.

A %d blogueros les gusta esto: